Sencillos pasos para desconectarte del trabajo después del trabajo

Compartir

¿Te acuerdas cuando antes se decía o decías; “voy a entrar a internet”, y en ese momento tenía algo de sentido, ya que las conexiones eran vía telefónica a través de un módem, en tiempos modernos ya no es ninguna novedad decir que estamos conectados todo el tiempo. Hoy no entras a internet, vives en línea todo el tiempo, eso mismo hace que la mayoría de los profesionales reciba mensajes de trabajo estando fuera de horarios de oficina.

Esta realidad no se puede alterar. Entonces, ¿cómo puedes mantener una mentalidad saludable? ¿Un equilibrio? ¿Y sobre todo cómo te desligas del trabajo cuando sales de la oficina? Aquí te damos unos consejos que quizá puedan ayudarte.

1. Usa toda la tecnología a tu favor
Esta puede ser una ventaja y razón de un escenario donde siempre estés conectado al trabajo, pero también puede ayudar a crear intervalos. Por ejemplo, agenda cosas personales en tu agenda digital y respeta esos compromisos. Incluye horarios específicos y todo tipo de cosas que te ayudan a crecer como persona, como tus prácticas de meditación o las idas al gimnasio, etc.
Incluso también se vale reservar un horario para tu serie favorita y, en ese momento, pon tu celular en modo avión, esto te alejará de los mensajes que llegan a tu celular y no habrá modo de distraerte. Hazlo como si fueran juntas de trabajo y concéntrate en lo que te propusiste hacer. Recuerda que esos momentos personales son tan importantes como cualquier compromiso de trabajo.

2. Solamente responde mails urgentes
Recibes mails del trabajo, clientes, colaboradores y amigos todo el tiempo. La comunicación digital hoy en día es asincrónica: mandas un correo en el momento más adecuado para ti (puede ser a las 11pm.) y la otra persona responde en el momento más adecuado. Esto es una de las ventajas de la tecnología.

Claro que si un correo o mensaje llega en un horario normal de trabajo, se espera una respuesta más rápida, pero no es necesario responder mensajes que no son urgentes inmediatamente cuando llegan fuera del horario de oficina. Deja esa tarea para el día siguiente y sólo responde de inmediato lo que sea realmente necesario.

3. Haz de un hobby una tarea
¿Haz pensado en las cosas que has dejado de hacer por estar inmerso en el trabajo? Siempre es un buen momento para hacer algo fuera del trabajo, algo que realmente te desconecte del resto del mundo; puede ser un deporte, meditación, manualidades, no importa qué, lo que importa es que sea algo que te involucre mentalmente por completo y te aleje de los mensajes laborales.

4. Aprovecha al máximo tu tiempo libre
Parece sencillo, pero mucha gente tiene dificultades para aprovechar realmente su tiempo en actividades no relacionadas con el trabajo, principalmente si hay pendientes en la oficina.
Sin embargo, hay que recordar que para ser más productivo, hay que cuidarse a sí mismo, y eso también es estar un tiempo lejos del trabajo. Te invitamos a realizar estos consejos.

Fuente: Robert Half

Comments 1

  1. Post
    Author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *